Algo diferente

13 de septiembre


«Teníamos que tener algo diferente y pensábamos haberlo encontrado en las drogas.»

Texto Básico, p. 15


Muchos de nosotros siempre nos hemos sentido diferentes al resto de la gente. Sabemos que no somos los únicos en sentirnos así: hemos oído compartir lo mismo a muchos adictos. Buscamos toda la vida algo que nos pusiera bien, que arreglara esa cosa «diferente» que llevábamos dentro, que nos convirtiera en personas íntegras y aceptables. Las drogas parecían llenar esa necesidad. Cuando estábamos drogados, por lo menos no sentíamos ese vacío o esa necesidad. Pero había un inconveniente: las drogas, que eran nuestra solución, pronto se convirtieron en nuestro problema.


Cuando las dejamos, la sensación de vacío reapareció. Al principio estábamos desesperados porque no teníamos ninguna solución propia para ese penoso deseo. Pero estábamos dispuestos a dejarnos orientar para ese penoso deseo. Pero estábamos dispuestos a dejarnos orientar y trabajar los pasos. Al hacerlo, descubrimos lo que buscábamos, ese «algo diferente». Hoy en día, creemos que lo que habíamos buscado toda la vida era poder concebir un Poder Superior; ese «algo diferente» que necesitábamos era una relación con un Dios bondadoso. Los pasos nos dicen cómo empezar esa relación.


Sólo por Hoy: Mi Poder Superior es ese «algo diferente» que siempre me ha faltado en la vida. Utilizaré los pasos para recuperar ese elemento ausente de mi espíritu.

0 vistas