¿Cómo afecta al cerebro uno de los alucinógenos más potentes del mundo?

Los investigadores observaron que la actividad en el cerebro se había vuelto más caótica, como cuando se produce una anestesia general o en estados de sueño profundo

Un equipo de investigadores del Imperial College (Reino Unido) ha estudiado el cerebro para entender cómo afecta la ingesta de la droga DMT en las ondas cerebrales y podría ayudar a entender las experiencias alucinógenas de esta droga.



El DMT, conocido popularmente como la "molécula de Dios", es uno de los compuestos psicoactivos más fuertes que existen y se considera que es capaz de producir experiencias psicodélicas más potentes, y más vívidas, que las que ofrece cualquier tipo de droga. Sus orígenes se remontan a la ayahuasca, una bebida con propiedades psicodélicas obtenida por la cocción de plantas de la selva amazónica, y que los indígenas sudamericanos han tomado durante siglos.


Existen testimonios de personas que la han tomado que describen la experiencia como similar a entrar en una forma diferente de realidad. Esto despertó la curiosidad de un equipo de investigadores del Imperial College de Londres, que decidieron averiguar qué es lo que sucedía exactamente en el cerebro cuando se accedía a un estado tan profundo de conciencia alterada.


Impacto significativo


Para ello, los investigadores reclutaron a 13 voluntarios (seis mujeres y siete hombres, con una edad media de 34 años) que aceptaron tomar dosis controladas de DMT mientras que se registraba la actividad eléctrica de sus cerebros usando electroencefalogramas (EEG).

"Estaban completamente inmersas en su experiencia, es como soñar, pero con los ojos abiertos"

Al examinar los datos del encefalograma, el equipo descubrió que el DMT tuvo un impacto significativo en la actividad eléctrica del cerebro durante un estado de vigilia. Más específicamente, vieron que los participantes que habían recibido inyecciones de DMT mostraron una clara caída en las ondas alfa, las ondas cerebrales que suelen estar más presentes cuando estamos despiertos y relajados. Al mismo tiempo, se detectó un aumento, aunque en un período corto de tiempo, en las ondas theta, las ondas cerebrales que los científicos asocian con el sueño.


En términos generales, los investigadores observaron que la actividad en el cerebro se había vuelto más caótica, de una manera similar a lo que sucede en el cerebro durante la anestesia general o en estados de sueño profundo. "Los cambios en la actividad cerebral que acompañan al DMT son ligeramente diferentes de lo que vemos con otros psicodélicos, como el LSD, donde vemos principalmente sólo reducciones en las ondas cerebrales", explica el autor principal del estudio, Christopher Timmermann.


El propio Timmermann subraya que " vimos un ritmo emergente que estuvo presente durante la parte más intensa de la experiencia, sugiriendo un orden emergente en medio de los patrones caóticos de la actividad cerebral. De las ondas cerebrales alteradas y los informes de los participantes, está claro que estas personas están completamente inmersas en su experiencia, es como soñar despierto sólo mucho más vívido e inmersivo, es como soñar pero con los ojos abiertos".


"Creemos que la investigación con DMT puede producir importante información sobre la relación entre la actividad cerebral y la conciencia, y este pequeño estudio es un primer paso en ese camino", afirma a Medical News Today Robin Carhart-Harris, uno de los coautores del experimento.


Lo que no ha podido demostrar este estudio, publicado en la revista científica 'Scientific Reports', es si este alucinógeno tiene algún tipo de beneficio para la salud, como sugerían anteriores investigaciones que sostenían que el DMT podría ayudar a reducir los síntomas de la depresión resistente al tratamiento.


Fuente: https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-11-25/droga-dmt-afecta-cerebro-alucinogeno-potente_2351239/

6 vistas