Dios podía devolvernos el sano juicio

27 de diciembre

«EI proceso de llegar a creer nos devuelve el sano juicio. La fortaleza que nos impulsa a la acción proviene de esta creencia.»


Texto Básico, p. 29


Ahora que por fin admitimos nuestra locura y hemos visto ejemplos de todas sus manifestaciones, quizás tengamos la tentación de creer que estamos condenados a repetir este comportamiento durante el resto de la vida. Así como creíamos que la adicción activa era irremediable y que nunca lograríamos estar limpios, también podríamos pensar que no hay esperanzas para nuestro grado de locura en particular.


¡No es así! Sabemos que debemos nuestra libertad de la adicción activa a la gracia de un Dios bondadoso. Si nuestro Poder Superior puede realizar un milagro tal como quitarnos la obsesión de consumir drogas, con seguridad también puede librarnos de nuestra locura en todas sus formas.


Si lo dudamos, lo único que tenemos que hacer es pensar en el sano juicio que ya ha sido devuelto a nuestra vida. Quizás nos hayamos pasado de la raya con las tarjetas de crédito, pero reaparece el sano juicio cuando admitimos la derrota y dejamos de usarlas. Tal vez nos sintamos solos y queramos visitar a los viejos compañeros de consumo, pero si en cambio vamos a visitar a nuestro padrino es un acto de cordura.


A medida que empezamos a vivir momentos de sano juicio en recuperación, la locura de la adicción se retira al pasado. La confianza en un Poder mayor que nosotros crece a medida que empezamos a comprender que, ante este Poder, hasta nuestro grado de locura es insignificante.


Sólo por Hoy: Agradezco al Dios que concibo por cada acto de cordura en mi vida, porque sé que son muestras de que se me devuelve el sano juicio.

0 vistas