El grupo

24 de diciembre



«El Duodécimo Paso de nuestro programa personal también nos dice que llevemos el mensaje al adicto que todavía sufre. [...] El grupo es el vehículo más poderoso que tenemos para llevar el mensaje.»


Texto Básico, p. 78


Cuando asistimos a las primeras reuniones de Narcóticos Anónimos, conocemos adictos en recuperación. Sabemos que son adictos porque hablan de las mismas experiencias y los mismos sentimientos que nosotros. Sabemos que están en recuperación por su serenidad; tienen algo que queremos. Cuando otros adictos comparten con nosotros su recuperación en las reuniones de NA tenemos esperanza.


La atmósfera de recuperación nos atrae a las reuniones. Ese ambiente se crea cuando los miembros del grupo se comprometen a trabajar juntos. Tratamos de mejorar la atmósfera de recuperación ayudando a preparar la reunión, recibiendo a los recién llegados, y hablando con otros adictos después de la reunión. Son manifestaciones de nuestro compromiso que hacen atractivas las reuniones y ayudan a nuestro grupo a compartir su recuperación.


Compartir experiencias en las reuniones es una de las maneras en que nos ayudamos mutuamente, y muchas veces es la base de nuestra sensación de estar integrados. Nos identificamos con otros adictos, por lo tanto confiamos en su mensaje de esperanza. Muchos no nos habríamos quedado en NA si no hubiéramos tenido esa sensación de integración y esperanza. Cuando compartimos en las reuniones de grupo, apoyamos nuestra recuperación personal al mismo tiempo que ayudamos a los demás.


Sólo por Hoy: Me acercaré a otro adicto de mi grupo y compartiré mi recuperación.

0 vistas