El mensaje de nuestras reuniones

18 de diciembre


«El hecho de que todos y cada uno de los grupos se concentren en llevar el mensaje, proporciona coherencia; los adictos pueden contar con nosotros.»


Texto Básico, p. 78


Los relatos de nuestras aventuras durante la adicción activa pueden ser divertidos. Las historias sobre nuestras extrañas reacciones en la época en que consumíamos quizás sean interesantes. Pero tienden a trasmitir más el caos que el mensaje. Los argumentos filosóficos sobre la índole de Dios son fascinantes. Las discusiones sobre polémicas de actualidad tienen su lugar..., sin embargo, su sitio no es una reunión de NA.


Las veces que nos disgustamos con las reuniones y nos quejamos de que «no saben compartir» o que «fue otra sesión de lamentos», probablemente sean una indicación de que debemos echar un buen vistazo en profundidad a la forma en que compartimos nosotros.


Compartir cómo empezamos la recuperación y cómo seguimos aquí mediante la práctica de los Doce Pasos es el verdadero mensaje de recuperación. Eso es lo que todos buscamos cuando vamos a una reunión. Nuestro propósito primordial es llevar el mensaje al adicto que todavía sufre, y lo que compartimos puede contribuir significativamente a este esfuerzo o producir el efecto contrario. Es nuestra elección y responsabilidad.


Sólo por Hoy: Compartiré mi recuperación en una reunión de NA.

0 vistas