El sufrimiento es optativo

11 de diciembre


«Nadie nos obliga a renunciar a nuestro sufrimiento.»

Texto Básico, p. 34

Es gracioso recordar lo reacios que éramos a rendirnos a la recuperación. Parecía que pensáramos que la vida de los adictos activos era maravillosa y satisfactoria, y que renunciar a las drogas, peor que cumplir una cadena perpetua a trabajos forzados. En realidad, la verdad era exactamente lo contrario: nuestra vida era una pena, pero teníamos miedo de cambiar el sufrimiento conocido por la incertidumbre de la recuperación.


En recuperación, también es posible sufrir, aunque no es necesario. Nadie nos obliga a practicar los pasos, ir a reuniones, o trabajar con un padrino. No existe la milicia de NA que nos obligue a hacer cosas para librarnos del dolor. Pero tenemos elección. Ya hemos elegido abandonar la pena de la adicción activa por el sano juicio de la recuperación. Ahora, si estamos preparados para cambiar el sufrimiento de hoy por una paz cada vez mayor, contamos con los medios para hacerlo... si realmente queremos.


Sólo por Hoy: No tengo que ser desdichado a menos que lo desee de verdad. Hoy, cambiaré mi sufrimiento por los beneficios de la recuperación.

2 vistas