La alianza de la recuperación

18 de febrero

«Siempre que lo tome con calma y me comprometa con mi Poder Superior a hacer las cosas lo mejor que pueda, sé que hoy estaré protegido.»


Muchos creemos que nuestro compromiso fundamental en recuperación es con nuestro Poder Superior. Como sabemos que carecemos de poder para mantenernos limpios y recuperarnos por nuestra cuenta, nos asociamos con un Poder más grande que nosotros. Establecemos el compromiso de vivir al cuidado de nuestro Poder Superior, y éste, a cambio, nos guía.


Esta alianza es vital para mantenernos limpios. A menudo, parece que lo más duro que hemos hecho es haber pasado los primeros días de recuperación. Pero la fuerza de nuestro compromiso con ésta y el poder de la protección de Dios, bastan para que lo logremos, sólo por hoy.


Nuestro papel en esta alianza es hacerlo lo mejor que podamos cada día, participar en la vida y ocuparnos de lo que tenemos delante aplicando los principios de recuperación como mejor sabemos. Prometemos hacerlo lo mejor que podamos -sin fingir ni pretender ser superhumanos- sino simplemente ocuparnos del trabajo básico de la recuperación. Al cumplir con nuestra tarea en la alianza de recuperación, sentimos la protección que nos brinda nuestro Poder Superior.


Sólo por Hoy: Mantendré mi compromiso con mi Poder Superior en esta alianza.

0 vistas