La complejidad de una persona adicta



La complejidad integral de la enfermedad de la Adicción tanto para el dependiente a las drogas y alcohol.


La salud mental es un aspecto muy importante de la salud. Salud mental no solo es la ausencia de una enfermedad psicológica, sino el desarrollo balanceado de la personalidad del individuo y de las actitudes emocionales, los cuales permiten vivir armoniosamente con los otros miembros de la sociedad. Una persona mentalmente saludable es capaz de mantener estabilidad mental en medio de circunstancias adversas.


William C. Menninger, co-fundador y presidente de la Fundación Menninger (1899-1966, Topeka, Kansas, USA), formulo este cuestionario para ayudarle a la sociedad a tomar su propio pulso de salud mental:


1. ¿Estas preocupado casi todo el tiempo? 2. ¿Te cuesta concentrarte por razones desconocidas? 3. ¿Continuamente estas descontento/a sin tener una causa justificada? 4. ¿Te enojas fácilmente y seguido? 5. ¿Tienes fluctuaciones extensas en tu estado de ánimo? Desde depresión a exaltación, de regreso a depresión, las cuales te incapacitan? 6. ¿Tienes problemas de insomnio? 7. ¿Continuamente sientes antipatía cuando se trata de estar con los demás? 8. ¿Si te cambian la rutina, te trastornas? 9. ¿Tus hijos te ponen de nervios continuamente? 10. ¿Constantemente estas ensimismado y amargado? 11. ¿Sientes miedo sin tener una causa real? 12. ¿Siempre tienes tú la razón y otros no? 13. ¿Tienes numerosos dolores y problemas de salud por los cuales los doctores no encuentran la causa física?


Las condiciones marcadas en estas preguntas son las señales principales de advertencia de salud mental deficiente de uno u otro grado. De acuerdo al Dr. Menninger, si respondió a cualquiera de estas preguntas que si, necesita ayuda.


Para mejorar la salud mental, cuatro principios son necesarios.


Primero: reconocer los errores de uno y con una decisión firme, corregirlos.

Segundo: comprender verdades fundamentales de la vida. Sobre esta base, el sistema de creencia también se vuelve positivo.

Tercero: hacer esfuerzos sinceros y incansables hasta que los objetivos de vida sean logrados.

Cuarto: cumplir con las responsabilidades sociales y familiares como depositario y al mismo tiempo, mantenerse libre de hábitos no saludables.


Reconocer, comprender, hacer, y cumplir. Son los pasos a realizar para tener un desarrollo positivo de la personalidad y de la actitud emotiva que tiene todo individuo y que hace que su experiencia de vida y su estado físico y emotivo sea saludable para poder enfrentar la vida misma. así que les invitamos a tomar el pulso de su propio estado de salud mental.

28 vistas