La oración más sencilla

16 de octubre


«...pidiéndole solamente conocer su voluntad para con nosotros y la fortaleza para cumplirla.»


Undécimo Paso

¿Cómo rezamos? Muchos, con la poca experiencia que tenemos, no sabemos ni cómo empezar. El proceso, sin embargo, no es difícil ni complicado.


Llegamos a Narcóticos Anónimos por nuestra adicción a las drogas. Pero debajo de eso, muchos teníamos una profunda sensación de confusión con la vida. Parecíamos estar perdidos, vagando sin rumbo por un desierto, sin nadie que nos guiara. La oración es una forma de lograr orientación en la vida y la fortaleza para seguir ese rumbo.


Como la oración juega un papel tan importante en NA, muchos nos reservamos un momento específico del día para rezar y establecer así un patrón de comportamiento. En ese momento de calma, «hablamos» a nuestro Poder Superior, en silencio o en voz alta. Compartimos nuestras ideas, nuestros sentimientos y nuestro día. Preguntamos: «¿Qué quieres que haga?» Al mismo tiempo que pedimos: «Por favor, dame la fortaleza para poder cumplir tu voluntad».


Aprender a orar es sencillo. Pedimos «conocer su voluntad para con nosotros y la fortaleza para cumplirla». Al hacerlo, encontramos la orientación que nos faltaba y la fortaleza que necesitamos para cumplir con la voluntad de Dios.


Sólo por Hoy: Reservaré un momento de calma para «hablar» con mi Poder Superior. Le pediré orientación y la capacidad para actuar en base a ella. .

0 vistas