Las 12 principales adicciones en los adolescentes

En una sociedad llena de adicciones y problemas compulsivos, no nos sorprende que los adolescentes sean los más susceptibles a desarrollar una dependencia a las acciones que les brindan euforia, placer o una manera de desahogar sus miedos o estrés. En este artículo encontrarás las 12 principales adicciones en los adolescentes y cómo reconocerlas en tus hijos.


¿Cuáles son las principales adicciones en los adolescentes?


Cuando hablamos de adicciones, casi siempre pensamos en las drogas y en alcohol. Sin embargo, las adicciones no solo abarcan sustancias, sino también comportamientos.


Una adicción a las conductas y sustancias se caracteriza generalmente por:


  • Una respuesta emocional disfuncional.

  • Deterioro en el control del comportamiento.

  • Anhelo o ansiedad por el comportamiento o sustancia.

  • Incapacidad para abstenerse del comportamiento o de la sustancia.

  • Reconocimiento disminuido de problemas serios como resultado de la adicción.


Ahora veamos las adicciones más comunes que se pueden encontrar en los adolescentes:


1. Anorexia

Quienes sufren de anorexia sufren de miedo y ansiedad excesiva a la comida, su imagen corporal y el aumento de peso. La persona come menos, tiene una imagen distorsionada de sí misma y tiene miedo de engordar o subir de peso.


La anorexia es un trastorno alimenticio que puede afectar el estado de ánimo, así como la salud física, vínculos sociales y el funcionamiento de la vida diaria en general.


De los que sufren anorexia, alrededor del 95% están entre los 12 y 25 años de edad.


Los jóvenes con anorexia regularmente no admiten que temen aumentar de peso y suelen pasar mucho tiempo mirándose al espejo y revisando su peso.


Comienzan a elegir alimentos bajos en calorías, dietas especiales y ejercicios extenuantes que los hacen llegar a un peso muy bajo.


La anorexia tiene la tasa de mortalidad más alta de los trastornos mentales, que fallecen regularmente por colapso metabólico, inanición o suicidio.

2. Comer en exceso y comida chatarra

En la adolescencia, nuestro cuerpo demanda más nutrientes para apoyar el crecimiento óseo y muscular. Por esta razón, durante esta etapa sentimos más hambre de lo normal.


No obstante, las comidas llenas de azúcares y carbohidratos, como la comida chatarra, pueden provocar una adicción, sobre todo en niños y adolescentes.


El cuestionario YFAS (Escala de Adicción a la Comida de Yale, en inglés) sirve para encontrar una posible adicción a la comida.


En un cuestionario realizado en el 2015 por psiquiatras alemanes, se encontró que el 38% de los adolescentes entrevistados presentaban adicción a la comida.


En otro estudio, se evaluaron 100 niños que sufrían de sobrepeso u obesidad y se encontró que el 71% sufría de adicción a la comida, de las cuales sus preferidas eran refrescos, dulces, panes, helados, papas fritas, pasta y chocolate.


La adicción a la comida está relacionada con problemas de memoria y aprendizaje, así como a un mayor riesgo de padecer cáncer, demencia y diabetes tipo 2


3. Autolesiones

Se estima que tan solo en Estados Unidos, alrededor del 35% de adolescentes infligen daño intencionalmente a sus cuerpos.


A esto se le conoce como autolesionarse y, quienes tienen este tipo de comportamiento, regularmente están sufriendo algún desorden o trauma emocional subyacente.


Se golpean, cortan, queman, se arrojan contra la pared, se muerden o se arrancan el pelo.


Estas conductas se llevan a cabo como una forma para lidiar con emociones como miedo, dolor, ira, culpa, tristeza u odio a sí mismo.


Las conductas adictivas de autolesión eliminan temporalmente estos sentimientos y como resultado repiten la acción de forma continua.


Como suele ser un signo de problemas más profundos, se necesita de ayuda psicológica para superar esta condición.


Además, este comportamiento autodestructivo puede ocasionar lesiones graves e incluso la muerte si se produce una infección o una pérdida severa de sangre.


4. Apuestas

En comparación con los adultos, los adolescentes son más propensos a tener problemas con los juegos de azar. Aunque son muy pocos los que buscan ayuda para resolver su problema.


Cuando un adolescente pierde la capacidad de limitar sus hábitos de juego y gasto, es muy probable que esté desarrollando una adicción.


Según la página YouthGambling.com, alrededor del 4% al 7% de adolescentes, entre los 12 y 17 años, exhiben comportamientos de adicción al juego, mientras que otro 10% a 14% están en riesgo de desarrollarla.


Algunas señales de adicción al juego incluyen deudas que no se pueden explicar, ausencias inexplicables de la escuela o el trabajo, pasar horas en sitios de apuestas en línea, mostrarse distraído o ansioso y, en algunos casos, robo y mentira.


5. Alcohol

Cada año, alrededor de 5,000 personas menores a los 21 años mueren debido al consumo del alcohol.


En la adolescencia, experimentamos cambios dramáticos físicos, emocionales y de estilo de vida, que, en conjunto con las transiciones del desarrollo, como el aumento de la independencia y la pubertad, están asociados al consumo del alcohol.


Entonces, de cierta forma, ser adolescente puede ser un factor de alto riesgo para comenzar a beber y hacerlo en exceso.


Beber en exceso durante la pubertad o durante los años posteriores, puede provocar una gran variedad de daños permanentes e incluso impedir el desarrollo correcto del cuerpo.


Estos problemas incluyen daño hepático, daño en la memoria a largo plazo y habilidades de aprendizaje. Así como evitar el desarrollo normal de los órganos, músculos y huesos.


6. Marihuana

Las personas que probaron marihuana antes de los 15 años son hasta cuatro veces más propensas a sufrir de una adicción a la marihuana en la edad adulta, que aquellas que esperaron hasta después de los 18 años para probarla.


Según un estudio del 2014 realizado en Estados Unidos, alrededor del 7.4% de adolescentes, entre los 12 y 17 años, fumaban marihuana regularmente. Esto es aproximadamente 1.8 millones de adolescentes.


La adicción a la marihuana, aunque no sea mortal directamente, puede crear muchos problemas en la vida de los adolescentes.


Los signos más comunes incluyen cambios de humor, pensamientos suicidas, aumento de la agresión, problemas de memoria y concentración, comportamientos sexuales arriesgados y dificultades escolares.


Los signos más comunes de uso de marihuana en un adolescente incluyen un comportamiento tonto o diferente a su personalidad habitual, aumento de irritabilidad, ojos enrojecidos y pérdida de interés para realizar sus actividades habituales.


7. Tabaco

Se estima que uno de cada cinco estudiantes en edades de preparatoria fuma cigarrillos, aun conociendo que su adicción puede causar problemas respiratorios como el cáncer de pulmón.


Algunos factores que pueden influir en el consumo de tabaco son la baja autoestima, la falta de apoyo de los padres, uso de productos de tabaco por amigos o familiares, bajos niveles de logro académico y la exposición a la publicidad de tabaco.


Según la Organización Mundial de la Salud, los fumadores jóvenes tienen una función pulmonar más baja que quienes no han fumado, además de sufrir una reducción de la tasa de crecimiento de los pulmones y un riesgo mayor de cáncer de pulmón.


8. Internet

Investigaciones indican que alrededor del 1.4% al 17.9% de los adolescentes del mundo son adictos al internet.


El estudio también indica que los adolescentes con trastornos de hiperactividad o déficit de atención, hostilidad, depresión y fobia social, son más susceptibles a generar una adicción al internet.


Las señales típicas de un adolescente con adicción al internet incluyen una disminución en su rendimiento académico, dificultad para realizar sus tareas diarias, aislamiento de amigos y familiares, pérdida de la noción del tiempo y euforia al usar el internet.


9. Sexo

El interés por el sexo es mayor durante la pubertad, debido a todos los cambios hormonales que pasamos por esa etapa.


Pero, una adicción al sexo ocurre cuando se pierde el control y se pasa demasiado tiempo en actividades relacionadas con la sexualidad, hasta el punto en que se descuidan responsabilidades académicas, familiares o sociales.


Los síntomas comunes de adicción al sexo incluyen evitar el tiempo en actividades típicas de adolescentes a cambio de pasar el tiempo en la computadora, tener encuentros sexuales, ver pornografía y tener pensamientos sexuales obsesivos.


10. Videojuegos

Otra actividad que puede convertirse en una adicción, son los videojuegos. El riesgo es mayor si los juegos implican violencia, ya que generan sentimientos de emoción y euforia.


Si el adolescente depende de la emoción de los videojuegos, sacrificando tiempo importante de otras áreas en su vida, podría padecer de una adicción, lo cual desarrolla una dependencia sicológica que lo estimula a jugar compulsivamente por mucho tiempo.


11. Adicción a las compras

A este tipo de adicción se le conoce como oniomanía o síndrome de comprador compulsivo. Lamentablemente, es la más reforzada por el consumismo en general, a través de los medios y la publicidad.


Tan solo en Estados Unidos, alrededor del 6% de la población tiene adicción a las compras, la cual generalmente empieza a finales de la adolescencia.


Una adicción a las compras puede ser la forma para enfrentar el estrés, hasta el punto que se vuelve excesiva, afectando gravemente sus relaciones personales, finanzas y calidad de vida.


12. Bullying

El bullying escolar es un comportamiento problemático entre los adolescentes, que afecta las habilidades sociales, el rendimiento escolar y el bienestar psicológico tanto de la víctima como de los perpetradores.


Los niños y adolescentes que intimidan o abusan, ya sea de forma física o verbal, lo hacen para obtener el control o dominar a otros a través de la violencia.


Los que cometen bullying generalmente han sido víctimas de maltrato físico. También pueden padecer depresión y estar molestos por eventos estresantes en su escuela o en el hogar.


Si sospechas que tu hijo está intimidando a otros, busca ayuda de inmediato.


Sin intervención, el bullying puede generar graves problemas académicos, emocionales, sociales y legales.


Fuente: https://laguiadelasvitaminas.com/adicciones-en-los-adolescentes/

745 vistas