Remordimiento



26 de febrero


«El Octavo Paso brinda la oportunidad de un gran cambio en una vida dominada por la culpabilidad y el remordimiento.»


Texto Básico, p. 45 El remordimiento era uno de los sentimientos que nos hacía seguir consumiendo. Avanzamos a tropezones por la adicción activa, dejando una huella de angustia y destrucción demasiado dolorosa para examinar. A menudo se agravaba nuestro remordimiento con la sensación de que no podíamos hacer nada respecto al daño causado; no había manera de arreglarlo.


Le quitamos fuerza al remordimiento cuando lo miramos cara a cara. Empezamos el Octavo Paso haciendo una lista de todas las personas a las que hemos hecho daño. Tenemos parte de responsabilidad en nuestro doloroso pasado.


Pero el Octavo Paso no nos pide que corrijamos todos nuestros errores, sino simplemente que estemos dispuestos a hacer enmiendas a todas esas personas. A medida que estamos dispuestos a reparar el daño causado, reconocemos nuestra disposición para cambiar y confirmamos el proceso cicatrizante de la recuperación.El remordimiento ya no es un instrumento que utilizamos para torturarnos. Se ha convertido en una herramienta que podemos usar para lograr perdonarnos.

Sólo por Hoy: Usaré cualquier sentimiento de remordimiento que tenga, como trampolín de los Doce Pasos hacia el alivio.

3 vistas