Responsabilidad

24 de octubre


«No somos responsables de nuestra enfermedad, sino únicamente de nuestra recuperación. A medida que empezamos a aplicar lo que aprendemos, nuestra vida comienza a cambiar y mejorar.»


Texto Básico, p. 103


Cuanto más avanzamos en recuperación, menos evitamos la responsabilidad sobre nosotros y nuestros actos. Aplicando los principios del programa de Narcóticos Anónimos, podemos cambiar nuestra vida. Nuestra existencia cobra un nuevo significado al aceptar la responsabilidad y la libertad de elección que ésta implica. No damos la recuperación como cosa segura.


Asumimos la responsabilidad de nuestra recuperación trabajando los Doce Pasos con un padrino. Vamos regularmente a reuniones y compartimos con el recién llegado lo que nos han dado desinteresadamente: el don de la recuperación. Nos integramos en nuestro grupo habitual y compartimos la recuperación con el adicto o la adicta que todavía sufre. A medida que aprendemos a practicar eficazmente los principios espirituales en todos los aspectos de nuestra vida, la calidad de ésta mejora.


Sólo por Hoy: Si uso las herramientas espirituales que he conseguido en recuperación, estoy dispuesto a y puedo tomar decisiones responsables.

3 vistas