Romance y recuperación

6 de diciembre

«Las relaciones afectivas pueden ser un terreno terriblemente doloroso.»


Texto Básico, p. 93


Para algunos, el amor es como un elixir. La excitación de un nuevo amor, el misterio de explorar la intimidad, la sensación de libertad que tenemos al permitirnos ser vulnerables... son todas emociones poderosas. Pero no podemos olvidar que sólo tenemos un respiro diario de nuestra adicción. Aferrarnos a este respiro diario debe ser la prioridad número uno en la vida de cualquier adicto en recuperación.


Podemos involucrarnos demasiado en una relación y descuidar nuestros viejos amigos y nuestro padrino en el proceso. Después, cuando las cosas se ponen difíciles, muchas veces sentimos que ya no podemos acercarnos a las personas que nos ayudaban antes de empezar la relación amorosa. Esta idea puede abonar el terreno para una recaída. Si trabajamos nuestro programa con constancia y asistimos a reuniones, nos aseguramos una red de apoyo de recuperación, incluso cuando estamos profundamente inmersos en un romance.


Nuestro deseo de tener relaciones amorosas es natural. Pero no debemos olvidar que, sin nuestro programa, ni siquiera la relación más saludable nos protegerá de la fuerza de nuestra adicción.


Sólo por Hoy: No ignoraré mi recuperación por mi deseo de tener relaciones amorosas.

0 vistas