¡Sigue viniendo!

5 de febrero



«Estamos agradecidos por la calurosa bienvenida que nos dieron en las reuniones para hacernos sentir cómodos.»


Texto Básico, p. 95


¿Recordamos lo asustados que estábamos al entrar en nuestra primera reunión de NA? Aunque hubiéramos llegado con un amigo, la mayoría recordamos lo difícil que fue asistir a esa primera reunión. ¿Qué fue lo que nos hizo volver? La mayoría tenemos gratos recuerdos de la bienvenida que nos dieron y de lo cómodos que nos hicieron sentir. Cuando levantamos la mano para identificarnos como recién llegados, abrimos la puerta para que otros miembros se nos acercaran y nos dieran la bienvenida.


A veces, la diferencia entre los adictos que salen de su primera reunión y no vuelven nunca más a NA, y los que se quedan para recuperarse, es el simple abrazo de un miembro. Cuando llevamos un tiempo limpios, es fácil apartarse del desfile de recién llegados… A fin de cuentas, hemos visto a tanta gente llegar e irse. Pero los miembros con algún tiempo limpio pueden ser esa diferencia entre el adicto que no vuelve y el que sigue viniendo. Al dar nuestro número de teléfono, un abrazo o simplemente una cálida bienvenida, extendemos la mano de Narcóticos Anónimos al adicto que todavía sufre.


Sólo por Hoy: Recuerdo la bienvenida que me dieron cuando llegué a NA por primera vez. Hoy, expreso mi gratitud dando un abrazo a un recién llegado.

0 vistas