Tratar con el chismorreo

23 de septiembre


«De acuerdo con los principios de la recuperación, tratamos de no juzgar, poner etiquetas ni moralizar.»


Texto Básico, p. 12


Admitámoslo, en Narcóticos Anónimos vivimos como en una especie de escaparate. Nuestros compañeros saben más sobre nuestra vida personal que nadie que hayamos conocido antes. Saben con quién pasamos el tiempo, dónde trabajamos, en qué paso estamos, cuántos hijos tenemos, etc. Y lo que no saben, probablemente se lo imaginan.


Quizás nos disguste que los demás hablen de nosotros. Pero si nos alejamos de la confraternidad y nos aislamos para evitar los chismes, también nos quedamos sin el amor, la amistad y la experiencia de recuperación sin igual de nuestros compañeros. La mejor forma de tratar con los chismes es aceptar cómo son las cosas y cómo somos nosotros, vivir de acuerdo a nuestros principios. Cuanto más seguros nos sintamos con nuestro programa personal y con las decisiones que tomamos y la orientación que recibimos de un Dios bondadoso, menos nos importará la opinión de los demás.


Sólo por Hoy: Estoy comprometido a participar en la Confraternidad de NA. La opinión de los demás no afectará mi compromiso de recuperación.

0 vistas